Programa Las Guarumas.

El municipio de Nacaome tiene una economía diversificada por la posición geográfica en que se encuentra, pues la carretera panamericana pasa por el municipio. Esto hace que Nacaome sea un punto de tránsito entre las repúblicas de El Salvador y Nicaragua.

Vecinos Honduras interviene en caseríos de dos aldeas: San Antonio de Guarumas, y San Rafael, ambas en el municipio de Nacaome. Aunque ambas aldeas están cercanas entre sí, la aldea de San Antonio se encuentra más retirada de la carretera Panamericana, mientras que la aldea de San Rafael es atravesada por la carretera; esto permite que la población de San Rafael pueda movilizarse más fácilmente a Nacaome en busca de oportunidades de empleo, o aprovechar la carretera para el desarrollo de actividades comerciales.

A continuación, se describe las características de las viviendas, y el agua y saneamiento en estas aldeas.

El material de la pared más común es el adobe o bahareque en casi ¾ de las viviendas, seguido por el bloque de concreto o ladrillo. Entre aldeas se observa que hay una mayor proporción de viviendas en San Rafael con materiales de concreto; esto se debe a dos razones: 1) la posición geográfica de las aldeas, que se encuentran más cercas a la carretera, y 2) el efecto de la mayor migración en estas aldeas en comparación con San Antonio.

En cuanto al material del techo se observa que, en 9 de cada 10 viviendas se utiliza la teja de barro, pero en San Rafael hay un poco más de viviendas que utilizan lámina de zinc o aluzinc, lo que induce a pensar que la cercanía con la carretera y el efecto de las remesas del migrante se invierten en el mejoramiento de la vivienda.

 

En lo relacionado con el material del piso, encontramos dos diferencias: en el uso de tierra o barro, y en el uso de ladrillo de cemento. Existe una mayor proporción de viviendas en San Rafael con pisos de ladrillo y menor proporción de viviendas con pisos de tierra o barro, en comparación con San Antonio. Esto confirma que existe una mayor inversión en mejoramiento de viviendas en San Rafael.

En cuanto a obtención del agua, lo aislado de San Antonio se refleja en el porcentaje de viviendas que no tienen acceso a agua mediante tuberías: 4 de cada 5 viviendas. Esto presenta un reto para el funcionamiento de las juntas de agua, pues los métodos para el tratamiento del agua deben realizarse por cada familia, y su supervisión se vuelve compleja. Por otro lado, en San Rafael, más de la mitad de las viviendas (53%) obtienen el agua mediante tuberías (fuera o dentro de la vivienda).

Al analizar el origen del agua, resalta la inexistencia de sistemas públicos en San Antonio y la elevada cantidad de viviendas que consiguen el agua de vertientes o arroyos, y de pozos. San Rafael muestra sistemas de distribución públicos y privadas, y casi nula proporción de viviendas que acceden al agua de vertientes o arroyos.

Finalmente, en el tipo de sanitarios destaca que más de la mitad de la población de San Antonio no tiene servicio sanitario en comparación con un tercio en San Rafael.